La «inefabilidad» de la vida

El ya pasado 2021 ha sido un año complicado. A veces, en la vida, las circunstancias mandan y uno no puede ni debe hacer otra cosa que no sea estar ahí y remar para que el barco familiar llegue a buen puerto, uno no siempre puede ser almirante, básicamente porque la vida no gira exclusivamente en torno a uno mismo.

Al grano, no perdamos detalle de cada acontecimiento vivido, cada segundo de nuestra existencia guarda fragmentos, que por pequeños que sean, son importantes y lo suficientemente potentes para que formen parte de nuestra personal biblioteca de «inefables obligatorios» cotidianos que no debemos perdernos.

Resumiendo, hay que tomar aire, ser consciente de lo que tenemos y disfrutar cada sorbo de vida que damos a cada minuto.

Disfruten de cada momento ¡coñooo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s